jueves, 19 de abril de 2007

Roswell y los extraterrestres de Serie B

















Sobre el año 1995 empezaron a correr rumores sobre la posible película rodada por Steven Spilberg y que trataría sobre el incidente de Roswell (1947), y que en teoría estaría grabada a partir de las supuestas cintas que se habían encontrado, donde se veía la autopsia de extraterrestres. En seguida Spilberg desmintió el rumor. Carl Nagaitis, el hombre que extendió el rumor, y que se había echo con las cintas "originales" al comprarselas a Santilli, un supuesto militar que estubo trabajando en Roswell como cámara y que consiguió burlar la seguridad del ejército y llevarse una copia.
El 5 de mayo se proyectaron 20 minutos de película en el Auditorio del Museo de Londres. En la cinta se veía como unos médicos realizaban una autopsia a un alienígena. El alo de misterio, el morbo, la curiosidad, la falta de información y la buena fé de toda esa que creía ciegamente en la posibilidad de que fuera cierto hizo que el rumor se convirtiera en toda una atracción.
El 27 de agosto recibieron una oferta de la televisión Israelí, ofrecían 200millones de pesetas. Como si de una subasta se tratara, empezaron a llover ofertas de todas partes y finalmente los derechos se vendieron en cada país a una televisión distinta. Así que un buen montón de ceros aparecieron en sus cuentas bancarias.

La película, que para los ufólogos de los años 40 debía resultar una auténtica maravilla, para los encargados de efectos especiales de hoy en día es una auténtica patraña, un claro fraude, una estafa... Aunque muchos ufólogos siguen dando crédito a las imagenes... Desde luego si fue un timo, Nagaitis vendió la película de Serie B más cara de la historia!

Para leer más sobre ello: Extraterrestres de Serie B

2 comentarios:

Alex dijo...

La supuesta autopsia del marciano Tomasín (le llamamos así, porque es igualito a un vecino de cuando era niño... pero igual, igual) es una de las cintas más cachondas que he visto en lustros. Muy lerdo había que ser para creersela, la verdad. Pero vista en plan destroyer, es una pasada.

Salute.

Serie B dijo...

Tomasín! Que bueno! xD Pues el hombre debía ser un buen vendedor, me lo imagino de esos de "Avon llama" pero en versión "Ufo llama", entra a venderte un llavero luminoso con cara de alien y acabas pagando millones por una hipotética cinta extraterrestre! Debería haber estudiado Marketing! xD